Los Castillos de Guayana

Posted on Actualizado enn

Archivo CORTUDELTA

Los Castillos de Guayana

Los Castillos de Guayana, testimonio Colonial a orillas del río Orinoco. Están ubicados antes del Delta del Orinoco, en la margen derecha del río y dentro de la reserva forestal de Sierra Imataca. Son dos sólidas y sobrias construcciones de gran interés arquitectónico como prototipos de este género de edificaciones, destinadas a la protección y defensa de áreas estratégicas. Pero aun mayor es su valor histórico y patrimonial como testimonio de una época convulsa y pionera en la formación de nuestra nacionalidad. Por ello y porque prodigiosamente han resistido los impactos del tiempo y los efectos destructores del hombre, el clima y la selvática vegetación que los rodea merecen ser conocidos, protegidos y admirados por todos los venezolanos y extranjeros que nos visitan.

Fueron construidos por los conquistadores españoles entre los siglos XVII y XVIII con el propósito de controlar la navegación por el río Orinoco e impedir la penetración de los piratas y bucaneros hacia el interior de la Guayana.

o El Castillo de San Francisco de Asís o Villapol,

Fue el primero que se construyó entre los años 1676 y 1682, durante el mandato del gobernador Tiburcio de Aspe Zúñiga; sobre una mole de piedra de buena altura y extensión al pie del cerro Padrastro, muy cerca de la orilla del río. Tiene forma trapezoidal con 120 pies de longitud por 60 de anchura; en su interior, en la planta principal y a la derecha del portón, se observan tres salones denominados: Cuadra de Armamento, Cuadra del Ayudante y Cuadra de los Equipos. Esta planta se comunica con la superior por medio de una rampa de ladrillos y piedras. Allí se encuentran cinco viejos cañones que fueron utilizados en la defensa de Guayana, también hay garitas y un salón que se supone fue utilizado para vigilancia y en épocas más recientes como celda.

o El Castillo de San Diego de Alcalá o Campo Elías

Está más retirado del río y próximo a las lagunas de la Ceiba y El Baratillo. Su construcción se inició en el año 1734, bajo el mandato del entonces Gobernador Juan de Dios Valdez y se terminó en 1747, durante el ejercicio del coronel Diego de Tabares. Su fin era defender el fuerte de San Francisco y el acceso a Santo Tomé de Guayana. Es de forma cuadrangular con 36 pies por cada lado.

En 1961 fueron declarados “Patrimonio Histórico Nacional” por el presidente Rómulo Betancourt. De 1975 a 1987 fueron restaurados y abiertos al turismo por la Corporación Venezolana de Guayana, quien en 1989 estableció en sus instalaciones unos Museos Históricos Didácticos que ofrecen una visión de estas fortalezas, de su entorno geográfico y de la época en que fueron protagonistas de nuestra historia.

En el suave declive que termina en la playa entre las dos fortalezas está la Población de Los Castillos o “Guayana La Vieja”, una aldea de 250 habitantes que viven de la pesca, la agricultura y la venta de platos típicos de la región. En la misma área de los Castillos, se encuentran dos hermosas lagunas donde abundan los peces y mejillones: el Baratillo y la Ceiba; así que los visitantes pueden, además de conocer estos Monumentos Históricos Nacionales, disfrutar de un paseo por el poblado, probar la deliciosa comida lugareña y pescar en las lagunas o en el propio Orinoco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s